En verano uno de los riegos más importantes para los equipos informáticos son las altas temperaturas y por lo tanto el exceso de calor. Las altas temperaturas pueden afectar al equipo en gran medida desde que este nos falle, baje el rendimiento, lo bloquee, nos dañe el disco duro, etc. Vamos a indicarle  sugerencias para prevenir posibles daños por sobrecalentamiento.

Primero de todo y la más necesaria es la copia de seguridad, si en algún momento el equipo llegara a estropearse tener los datos a salvo.

Ordenador de sobremesa (CPU)

Colocar la CPU en un lugar donde tenga espacio para que circule el aire. Si no es suficiente se pueden sacar las tapas y dejar el ordenador abierto para una mejor ventilación.

Reorganizar el cableado y si lo creen necesario colocar más micro ventiladores dentro de la caja.

Intentar mantenerlo limpio y libre de polvo, con aire a presión podéis limpiar los componentes del ordenador.

Los discos duros suelen calentarse bastante, pueden llegar a temperaturas muy elevadas, conviene bajarla todo lo posible para alargar la vida del dispositivo y evitar que se dañe.

Ordenador Portátil

Los portátiles son más  simples, sobretodo trabajar sobre superficies lisas y bien ventiladas, si es posible utilizar una base con ventilación.

Evitar situarlos sobre tejidos como por ejemplo el sofá, la cama, etc. Ya que estas superficies no ventilan bien y absorben restos de tejido.

Tener en cuenta limpiar bien las ranuras de ventilación con aire comprimido.

Si siguen estos pasos tanto una correcta limpiezas como una buena ventilación puede bajar la temperatura del dispositivo de 10 a 15 grados.

Abrir chat